SIN TAPUJOS. REPROBADO




  • Con la claridad y firmeza que le caracterizan, “nuestro” Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) declaró que el presidente de la República solamente ha cumplido con 106 de los 266 compromisos que firmó ante Notario Público, mismos que representan el 39.8 por ciento.

    “Sería necesario concluir más de 30 proyectos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, 12 de la Secretaría de Educación Pública, y 16 en materia de Salud en los estados”, reprochó el presidente del sindicato de los empresarios, según el diario Reforma.

    “Desafortunadamente, hay signos de que las prioridades de una buena parte de la estructura y recursos del Poder Ejecutivo, se están enfocando a la atención de la coyuntura electoral, más que en robustecer las acciones y mejorar la eficiencia de gestión para cumplir con los compromisos, programas y metas de gobierno”. En otras palabras, todas las baterías del gobierno federal están apuntando a las elecciones del próximo año.

    Es obvio que don Enrique va saliendo reprobado en estos cinco años de su sexenio. Al momento lleva casi un cuatro, con posibilidades, si se apura, de llegar a un 6, y pasar, como en las escuelas públicas, “de panzazo”. Estos dos puntos que le faltan los podría lograr si le mete el acelerador a toda su gente y se ponen a chambear todos como locos este último año en lugar de hacer grilla, y por otra parte, como cereza del pastel de su actuar como primer mandatario de la nación, celebrar unas elecciones limpias.

    De esta manera pasaría a la historia como un buen Presidente, sin grandes logros con cinco años de resultados mediocres, una especie de “carrera de burro”, pero con un cierre espectacular en el último tramo, una llegada propia de un caballo fino.

    Se vale soñar. Pero en la realidad es cosa muy improbable, pues lo que se aprecia es que el Presidente Peña en lo único que está pensando ahorita, es

    en ganar las elecciones del año próximo. Todo lo demás, es absoluta y totalmente secundario.

    Bien por la Coparmex y bien por don Gustavo que está demandando que hasta el último día de su gestión, los funcionarios del gobierno federal, desde el presidente de la República hasta los servidores públicos de menor jerarquía, cumplan a cabalidad con sus funciones.

    Bien por ellos, exigir resultados es la posición correcta como buenos empresarios mexicanos. La mejor lucha, es la que se hace.

    Termino mi última colaboración del año 2017 con “La frase de la semana” tomada del Periódico El Economista:

    “Una investigación dio como resultado que 67% de los políticos mexicanos que han estado en un puesto público, no cree en la existencia del cielo. Tras un estudio de la muestra investigada se llegó a descubrir la causa de su negación: Resulta imposible, para ellos, creer que después de esta vida exista otra mejor”.

    Gracias por su tiempo, estimado lector y no se olvide que para conservar una buena salud, física y mental, nada como dejar de fumar, hacer ejercicio como hábito y sonreír de vez en cuando, la risa, es la música del alma.

    (*) El autor, 78 años, ingeniero agrónomo. Entomólogo algodonero Valle de Mexicali (1963-64). Agricultor 20 años Caborca (1971-94). En Sonora y BC directivo industria Plaguicidas 22 años y 8 en la industria Editorial. En Mexicali, Director Nutrimex (2011-14) (email: togomez39@gmail.com)

  • Opiniones sobre esta nota